Este es un año especial para la Cámara de Comercio e Industria filial San Miguel, que cumple 30 años de acompañar a los empresarios del oriente del país.
Su fundación se remonta a los años ochenta, durante el período de conflicto armado que enfrentó El Salvador.  En 1987, ejerciendo como presidente de la gremial el señor Víctor Steiner, se tomó la iniciativa de crear la Filial San Miguel. La idea se concretaba el 24 de marzo de ese año.

Para fortalecer y formar las oficinas en “la Perla de Oriente”, la Cámara central brindó el apoyo técnico, logístico y financiero para obtener su óptimo funcionamiento. La filial se fundó con los objetivos de defender los intereses empresariales de la región, para promover el desarrollo de la zona y cumplir, durante estas tres décadas, con la misión de la gremial a nivel local.

Desde esta filial, ubicada en la cabecera departamental, la CCIES llegó a otros municipios de la región, haciendo posible la creación de grupos empresariales en San Francisco Gotera, Santiago de María, Usulután y La Unión; esta última creció hasta volverse una filial más de la CCIES.

La CCIES filial San Miguel ha brindado el respaldo a los empresarios, mujeres y jóvenes, así como a la micro y pequeña empresa a través de diversas actividades que mantienen a los socios en constante aprendizaje y crecimiento. Entre estos se cuenta el Congreso de Mujeres Líderes de Oriente, las ferias y bolsas de trabajo para la juventud migueleña que busca emprender sus proyectos.

La labor de la filial no se ha detenido desde que inició hace 30 años, y mantiene la presencia en la vida empresarial del municipio a través de convenios con universidades y ferias de trabajo, que buscan abrir oportunidades laborales para los jóvenes. Entre los proyectos más icónicos se cuenta el Festival Gastronómico en Oriente, Noches de Compras y la Feria del Turismo, con los que se busca dinamizar la economía de San Miguel.

Actualmente la filial de San Miguel ha logrado una gran expansión de servicios y un incremento en el número de socios, por lo que fue necesario buscar un espacio para expandirse. La zona elegida fue un terreno de dos manzanas ubicadas en carretera panamericana, salida a Usulután, donde se planea edificar un nuevo espacio para la gremial, que busca ampliar también su apoyo a la economía y empresarios de la región.