Como parte de su rol propositivo en la solución de los grandes problemas nacionales, la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador llevó a cabo el panel-foro denominado No son las Pensiones, el Problema es Fiscal, en el que expertos locales plantearon propuestas de solución al déficit fiscal que afronta el gobierno, haciendo hincapié en que dicho problema no tiene relación directa con el sistema de pensiones.

En el evento quedó claro que la deuda pública y el déficit fiscal son producto de la mala administración financiera del Estado y no del pago de las pensiones, y que, por ende, su solución pasa por mejorar el manejo del gasto del Estado, en lugar de reformar un sistema previsional que está funcionando debidamente.

El foro se realizó el martes 19 de abril, en el hotel Sheraton Presidente, y al mismo asistieron como panelistas el Dr. Manuel Enrique Hinds, exministro de Hacienda y exconsultor del Banco Mundial; el Lic. Carlos Pérez, asesor económico de la Fundación para el Desarrollo (FUNDE); el Dr. Álvaro Trigueros, director del departamento de Estudios Económicos de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), y el Lic. Mario Magaña, director de Asuntos Económicos y Comerciales de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL). Como moderador del panel-foro actuó el Lic. Federico Hernández, director ejecutivo de la gremial.

Al momento de inaugurar el evento, Javier Steiner, presidente de la CAMARASAL, hizo ver que la principal gremial empresarial del país no comparte la propuesta de reforma al Sistema de Ahorro para Pensiones que se discute actualmente en la Asamblea Legislativa, porque a criterio de la Cámara el objetivo de dicha reforma no es mejorar el sistema de pensiones sino solucionar los problemas de caja del gobierno.

“No compartimos esa reforma, porque sabemos que lo que el gobierno pretende es utilizarla como fuente para cubrir su faltante de caja ante el grave desequilibrio fiscal que afronta. Y esa es la raíz del problema; es decir, que el problema no son las pensiones, el problema es fiscal”, afirmó el presidente de la Cámara.

Steiner añadió que para solucionar el problema, el gobierno “debería comenzar con sincerarse ante la población, y reconocer que ese grave desequilibrio fiscal no lo ha ocasionado el pago de las pensiones, sino la forma descontrolada o ineficiente de administrar los recursos públicos”.

Como ejemplo de medidas que el gobierno pudiera implementar para contar con más recursos para el pago de las pensiones públicas, Steiner propuso la aplicación de medidas de austeridad y la creación de condiciones socio-políticas que propicien un crecimiento económico sustentable.

“Con solo que cada unidad que recibe fondos del Presupuesto General ahorrara 5% de sus gastos anuales, el Estado dispondría de 243 millones de dólares para el pago de las pensiones del sistema público, y si por otro lado, se le apostara a crear las condiciones propicias para la inversión y el crecimiento económico, por cada 1% que el PIB nacional creciera anualmente, tendría otros $100 millones adicionales.

Estos son solo dos pequeños ejemplos de lo que se puede hacer cuando se tiene verdadera voluntad política de solucionar los problemas”, dijo Steiner.

Según cifras oficiales, el gasto anual del Estado por el pago de pensiones es de alrededor de $485 millones, lo que representa el 6.2% de los gastos totales del gobierno.

Propuestas

Mario Magaña,  director de Asuntos Económicos y Comerciales de la Cámara, propuso seis medidas de ahorro y cuatro de aumento de ingresos con las que el fisco pudiera solucionar su problema de déficit sin tener que recurrir a los ahorros de pensión de los trabajadores del sector privado.

Las propuestas por el lado del gasto planteadas por el representante de la Cámara son:

•    Impulsar la aprobación de una ley de responsabilidad fiscal, que establezca límites al gasto corriente, al déficit fiscal del sector público no financiero (SPNF) y a la deuda pública como proporción del PIB, y que contemple sanciones por el incumplimiento de la misma.
•    Compromiso de elaborar y aprobar presupuestos nacionales que no sobreestimen ingresos ni subestime gastos.
•    Racionalizar el gasto público mediante un gasto social focalizado a los sectores más vulnerables y moderar monto de transferencias corrientes destinadas al sector urbano.
•    Austeridad en gastos no esenciales y mejora en la eficiencia del gasto en bienes y servicios.
•    Disminuir el límite autorizado para emisión de LETES de 40% de los ingresos corrientes a un máximo del 20%.
•    Conformar una comisión técnica para elaborar una propuesta de reforma integral al sistema de pensiones.

Como medidas para incrementar los ingresos del fisco, Magaña propuso:

•    Propiciar un crecimiento económico alto y sostenido, creando una base sólida para el crecimiento económico a mediano y largo plazo, apoyado con medidas que mejoren la productividad y competitividad.
•    Impulsar la aprobación de la Ley de Régimen Simplificado, también conocido como “monotributo”, con incentivos para la formalización de micro y pequeñas empresas, incrementando la formalidad de la economía y a su vez la base tributaria y la seguridad social.
•    Impulsar los asocios públicos privados (APP) para mejorar la calidad en infraestructura básica, carreteras, aeropuertos, puertos.
•    Reducir los niveles de evasión del IVA y del Impuesto Sobre la Renta, a través de mejorar la fiscalización de la administración tributaria.

Por su parte, el economista y consultor financiero internacional, Manuel Enrique Hinds, señaló que las pensiones son los gastos menores que tiene el Estado (485 millones de dólares en 2015), motivo por el cual no debería decirse que son las pensiones las que causan el endeudamiento. Hinds remarcó que el verdadero problema es que el Ejecutivo ha incrementado su gasto en los últimos años.


“El gobierno pinta la situación como si las pensiones lo están quebrando. Lo que lo está quebrando son los gastos en otros rubros, porque las pensiones son un costo relativamente bajo comparado con el resto de los gastos”, aseveró el economista mostrando gráficas que confirmaban sus afirmaciones.


Según las gráficas mostradas por Hinds (basadas en cifras del Banco Central de Reserva, BCR) de los gastos totales del gobierno, calculados en unos $5,524 millones, las pensiones representa el menor de los rubros de gastos, como menos de $500 millones. Los mayores rubros de gastos son los gastos corrientes y los de consumo; con una suma de $4,800 millones.


No obstante, este incremento del gasto estaría justificado si hubiera mejoras en algunos sectores del país, pero no las hay, indicó.
Asimismo, Hinds expuso que el Gobierno ha experimentado un aumento de sus ingresos; pero aun así la situación que vive el país ha empeorado. En ese sentido, mencionó que “el Gobierno debe poner en orden la casa”, para solucionar el problema (ver gráficas en http://bit.ly/1pz2ki7)


A su vez, Álvaro Trigueros, de FUSADES, destacó que el Gobierno tiene un saldo de $956 millones en su deuda de corto plazo, en una etapa del año en la que tradicionalmente hay suficientes recursos. Además, criticó que el Gobierno manipula las metas económicas en función del tema para el que está buscando apoyo político.


Finalmente, Carlos Pérez, de FUNDE, declaró que la propuesta de reforma al Sistema de Ahorro para Pensiones “ha sido elaborado con base en los problemas fiscales del Estado.


“Da la impresión que el Estado está “en la búsqueda de cualquier solución para salir adelante con el día; es decir, que están dispuestos a aplicar cualquier solución con tal de resolver su déficit fiscal”, dijo Pérez. A esto agregó la crítica que no debería ser Hacienda el que elabore y presente una reforma al Sistema de Pensiones, debido a que este es un agente fiscal, y su labor reside en saldar dilemas fiscales.


“El Estado tiene que reconocer que enfrenta un problema y no lo ha hecho. Para él, el problema son las pensiones”, concluyó Pérez.
Las críticas a la reforma de pensiones y las propuestas de solución al problema fiscal expuestas por los panelistas, serán recopiladas en un documento que la Cámara de Comercio e Industria entregará próximamente a la Asamblea Legislativa y al Ejecutivo para su consideración.

San Salvador, 20 de abril de 2016.

CLIC PARA VER MÁS VIDEOS DEL FORO

PRESENTACIÓN DE MARIO MAGAÑA, DIRECTOR DE ASUNTOS ECONÓMICOS DE CAMARASAL